ACOMÓDATE

Llevaba mucho tiempo sin sacarme de las entrañas las palabras y es verdad que me han costado mucho, porque yo no sé hacer bienvenidas, ni despedidas. Pero la cosa no es ponernos cursi, espero que disfrutes el fascinante mundo de este Sexy y Barrigón. (Si no disimula.)







lunes, 27 de diciembre de 2010

la información es poder.

Dentro de mis pasatiempos siniestros, he seguido las noticias del crimen nada organizado que azota a esta gran nación, desde mi paso por la PGR, he tendió una veces por gusto, otras por morbo estar bastante informado sobre la famosa guerra contra el narco.

Pero nunca me imagine que tales conocimientos me dieran una de las mejores bromas que este tan de usted y tan de nadie sexy y barrigón ha tenido en este año.

Estaba haciéndola de mala influencia con mis primos y mi hermano “el changuis”, pues después de la comida navideña, se me ocurrió la brillante idea de llevarme de copas a mis primos y a mi hermano.

La noche fue muy bondadosa, no la pasamos bastante bien, al menos eso creo. Pero después de los alipuces que nos quebramos, es lógico terminar en unos tocos, por lo general estos tacos de después de la fiesta que uno nunca sabe a que saben o de que son. Pero de lo que si estoy seguro es que sobrio no los probaría ni con toda la fuerza pública.

Ahí fue cuando los rones que corrían libremente por mis venas, me recordaron que en esos tacos los elementos de la policía federal que habían arrestado al narcotraficante apodado como “La barbie” habían celebrado su captura, justo en esos tacos.

Y cuando el changuis inició hablar como norteño, cuestión que es familiar pues a mí me da por hablar como español sin querer y a mi hermano le da por hablar como norteño. Inicié a decirle al changuis “mira aquí fue donde celebramos la captura de tu papá”.

Como es mi sangre que alguna vez es sangre pesada, el changuis ni tarde ni perezoso inició la actuación. Nos montamos en una obra de teatro magistral, él era el hijo de la barbie y yo el que lo cuidaba. Fue tan buena nuestra actuación que los taqueros literal tenían una cara de miedo, no por nuestra apariencia, si no por la plática que sosteníamos, y claro como yo tenía la noticia fresca pues todo el dialogo fue estrictamente cierto con datos dados por la notica.

Después del pánico que causamos lo mejor fue la cuenta, 20 pesitos por una cantidad descomunal de tacos y la cara de nuestros amigos taqueros de por favor narco juniors se pueden salir del lugar.

Lo digo y lo mantengo la información es poder.

Cuídense de esta guerrita contra el narco.

2 comentarios:

  1. Jajajajaja, qué risa, cabrón. Lo que no sabían es que la Barbie eres tú.

    ResponderEliminar
  2. jaja, cómo vex biografo, se te extraña cabron

    ResponderEliminar