ACOMÓDATE

Llevaba mucho tiempo sin sacarme de las entrañas las palabras y es verdad que me han costado mucho, porque yo no sé hacer bienvenidas, ni despedidas. Pero la cosa no es ponernos cursi, espero que disfrutes el fascinante mundo de este Sexy y Barrigón. (Si no disimula.)







viernes, 20 de agosto de 2010

La envidea.

No pierdas tu tiempo con la envidia. A veces estas delante, a veces detrás. La carrera es larga y al final es solo contigo mismo.

Me considero una persona plagada de defectos, tengo tantos que llegó a ser un poco complicado vivir con uno mismo. Siempre habría querido cambiar, nunca encontré la razón justificable para hacerlo hasta que me di cuenta que hay personas, pocas pero hay que me quieren cambiado o no.

Pero no escribí para decirte como cambie, porque no he terminado, vamos cambiando un detalle a la vez, y la verdad de las cosas lo he encontrado divertido.

Lo que me dio gusto es que los arquitectos de este muy de usted sexy y barrigón, a la hora de la maquila, no me pusieron ese sentimiento espantoso que se llama la envidia.

El problema es que si hay muchos que la tiene, muchas personas que quieren aplastar lo que brilla, que se quejan de lo que los demás ganan. Me pasó en donde trabajo por descuido deje mi gran recibo de pago, que en honor a la verdad es digno pero no alcanza para mucho, bueno si alcanza lo que pasa es que son más mis ganas de gastarlo que mis hábitos de ahorro, qué puedo hacer siempre he sido un pésimo ahorrador de dinero y de vida.

El punto es que mi recibo de pago circulo, como circulan los videos sexuales de los famosos, que por cierto son malísimos, y todos indignados que porqué gano lo que gano, la respuesta es fácil gano lo que gano porque he tenido suerte, porque tengo experiencia (buenas y malas), porque no sé, el universo conspiro para que estuviera realizando el trabajo de fontanero abogado que sé yo hacer. Mi actitud ante el chisme fue fácil, me pare enfrente de la fuente del chisme y con voz clara le comente,” señorita: mira no sé cuanto ganas ni porque ganas eso, pero si no te gusta lo que ganas porque no renuncias o haces que te den un aumento”. Y con esto cerré el tema, Chingados eso es envidia.

En fin lo único que me da envidia y de la buena es cuando en la calle veo a una parejita comerse a besos, es si que no lo aguanto me resulta la pregunta de ¿porqué no soy yo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario