ACOMÓDATE

Llevaba mucho tiempo sin sacarme de las entrañas las palabras y es verdad que me han costado mucho, porque yo no sé hacer bienvenidas, ni despedidas. Pero la cosa no es ponernos cursi, espero que disfrutes el fascinante mundo de este Sexy y Barrigón. (Si no disimula.)







viernes, 25 de febrero de 2011

EL CUARTO DEL ARTISTA.


video

Fotos y video: Andrea Tejeda Korkowski


El tener el cuarto ordenado, siempre fue un problema para mí y mi mamá. El problema era tratado con trato. Ella trataba de decirme y yo trataba de no hacerle caso.

Pero un buen día después de unas palabras amorosas de mi madre “ Felipón o ordenas tu cuarto o no hay salidas”, y yo sin otra cosa que hacer y con la ilusión de sacar a mi novia al cine, o por no querer hacer tarea de cálculo, me tome el valor de atender ese universo comisco con todo y los pequeños ecosistemas con los que compartía mi cuarto.

Lo primero con lo que lidié, fue con la silla roja en donde ponía mi ropa sucia, quiete 6 trajes de baño por cierto dos no eran míos, unos calazones del hombre araña un poco desteñidos parecía como si la araña hubiese perdido la batalla con el cloralex, calcetines viudos, lo que nunca supe es en donde quedo el otro par. Corbatas tres, con manchas extrañas, nunca quise investigar, total me lleve una grata sorpresa después de 6 kilos de ropa, al darme cuenta que no fue una silla si no un banquito azul en donde ponía la ropa.

La cama. Debajo de ella encontré un montón de papeles, tareas, apuntes de Villumier. ( Villumier fue un compañero de esos estudiosos) en copia, en aquella etapa de mi vida creía fermente estudiar por osmosis, es decir dormía debajo de los libros o cuádrenos haber si el conocimiento me llegaba dormido (lo dejé de intentar tras 13 extraordinarios de lógica), tres tazas de café, una con todo y cultivo, preciosos hongos crecían de ella, mis tacos de fútbol señores ya había dejado el fut bol hacia tres años, cartas de amor de unas novias, las guarde con gratitud ya que me robaron la sonrisa, en una de ella me felicitaba por ser su novio todo un mes, y al final una frase de te quiero mucho eres súper, me lleno el vanidad. Dentro de mi exploración subterránea encontré un kit de seguridad por si pasaba algo: Una navaja y una linterna sin pilas y sin foco, que bueno que nunca la necesite.

De ahí al closet, que miedo, me acuerdo que había una parte en donde mi padre me comentaba que metiera y sacara cosas que no utilizaba, el problema es que solo metía y nunca sacaba nada, por aquello que chácharas es por definición aquello que guardar muchos años y la tiras una semana antes de necesitarlas, en fin encontré mi equipo de pesca, mis aletas, mi visor, tres Zippos, dos camisas nuevas de intercambio navideño. Y una cajita llena de fotos de una ex novia, jure que si la metía ahí se olvidaría, nunca pasó, pero lo que pasó es que realmente la vi un poco fea, en fin en esa época no era un dandi.

La tarea esta realizada, mi cuarto parecía ya el de un niño con orden, me dió tanto gustó, que invite a mi novia al cine, cuando salí perfumando, y galán, una voz linda femenina me gritaba, a donde vas?, yo al cine. Ella: “estás loco estas castigado hasta la segunda venida de Jesucristo”, y es que todo el desorden se lo dejé coquetamente a mi mamá en el pasillo de la casa..

No hay comentarios:

Publicar un comentario